¿Qué son las verrugas?

11 de junio de 2024
Compartir Compartir en facebook Compartir en twitter

Las verrugas son crecimientos cutáneos benignos causados por la infección del virus del papiloma humano (VPH). Este virus cuenta con más de 100 subtipos diferentes, y varios de ellos son responsables de la aparición de verrugas en distintas partes del cuerpo.

Las verrugas pueden surgir en personas de cualquier edad, pero son más comunes en niños y adolescentes. Aunque generalmente son inofensivas, pueden ser dolorosas, antiestéticas y, en algunos casos, difíciles de tratar.

Tipos de Verrugas

Verrugas Vulgares

Las verrugas vulgares son las más comunes. Suelen aparecer en las manos, pero pueden surgir en cualquier parte del cuerpo. Estas verrugas son elevadas, ásperas al tacto, y de color rosa anaranjado o marrón.

Pueden tener una superficie rugosa con puntos negros en su interior, que son vasos sanguíneos coagulados. Estas características las hacen fáciles de identificar.

Verrugas Plantares

Las verrugas plantares aparecen en las plantas de los pies. Debido a la presión del peso corporal, estas verrugas son planas y pueden ser dolorosas. A menudo tienen puntos negros y una superficie callosa. Caminar sobre estas verrugas puede ser especialmente incómodo, lo que hace que muchas personas busquen tratamiento para aliviarlas.

Verrugas Planas

Las verrugas planas son más comunes en la cara, el dorso de las manos y las piernas. Son pequeñas, lisas, y de color más claro que la piel circundante. Tienen una superficie plana, lo que les da un aspecto diferente al de otras verrugas. Su aparición en áreas visibles del cuerpo puede causar angustia estética.

Verrugas Filiformes

Las verrugas filiformes aparecen frecuentemente en la cara, alrededor de la boca, los ojos y la nariz. Son delgadas y alargadas, con una apariencia filiforme o similar a un hilo. Debido a su ubicación y apariencia, estas verrugas pueden ser particularmente molestas y estéticamente indeseables.

Verrugas Genitales

Las verrugas genitales se localizan en los genitales, la zona púbica y el área anal. Son blandas, de color carne o rosadas, y pueden tener una superficie similar a una coliflor. Estas verrugas son una de las manifestaciones más comunes de las infecciones de transmisión sexual causadas por ciertos tipos de VPH.

Verrugas Subungueales y Periungueales

Las verrugas subungueales y periungueales aparecen debajo y alrededor de las uñas de las manos y los pies. Estas verrugas pueden ser dolorosas y difíciles de tratar debido a su ubicación. Pueden causar deformación de las uñas y, en algunos casos, infecciones secundarias.

  • Verrugas Subungueales: Se encuentran debajo de las uñas. Pueden causar dolor al ejercer presión sobre la uña y dificultar la manipulación de objetos.
  • Verrugas Periungueales: Se desarrollan alrededor de las uñas, causando una apariencia irregular y, a veces, dolorosa.

Factores de riesgo para el desarrollo de verrugas

Existen varios factores que pueden aumentar la susceptibilidad a contraer verrugas:

  • Sistema inmunológico comprometido: Personas con un sistema inmunológico debilitado, como los pacientes con VIH/SIDA o aquellos que toman medicamentos inmunosupresores, tienen un mayor riesgo.
  • Edad: Las verrugas son más comunes en niños y adolescentes debido a su sistema inmunológico aún en desarrollo.
  • Daños en la piel: Las heridas o cortes pueden facilitar la entrada del virus.
  • Ambientes húmedos: El VPH prospera en ambientes cálidos y húmedos, como duchas públicas y piscinas.

¿Cómo se diagnostican las verrugas?

El diagnóstico de las verrugas generalmente se realiza mediante inspección visual. Un dermatólogo puede identificar las verrugas por sus características típicas. En casos dudosos, se puede realizar una biopsia para confirmar el diagnóstico y descartar otras afecciones.

Encuentra tu clínica dermatológica más cercana en nuestro buscador

Consejos para prevenir verrugas

La prevención es clave para evitar la propagación y el desarrollo de verrugas. Algunas medidas preventivas incluyen:

  • Evitar el contacto directo: No tocar ni rascar verrugas propias o de otras personas.
  • No compartir objetos personales: Evitar compartir toallas, utensilios de manicura y otros objetos personales.
  • Mantener la piel seca y limpia: El VPH prospera en ambientes húmedos, por lo que mantener la piel seca es crucial.
  • Usar sandalias en lugares públicos: Proteger los pies en duchas públicas y piscinas.
  • Cuidado de las uñas: Evitar morderse las uñas o las cutículas, ya que las verrugas pueden propagarse fácilmente en estas áreas.

Es importante recordar que la consulta con un dermatólogo es esencial para un diagnóstico y tratamiento adecuado de las verrugas. La persistencia de las verrugas, su dolor o multiplicación rápida son señales para buscar atención médica profesional.

Si sospechas que tienes verrugas o buscas tratamiento para ellas, consulta a un dermatólogo para obtener un diagnóstico y opciones de tratamiento adecuados. Con el manejo correcto, es posible eliminar las verrugas y prevenir su reaparición.