¿Influye tener la piel seca o grasa en los tratamientos láser?

31 marzo, 2022
Compartir Compartir en facebook Compartir en twitter

Una piel hidratada y equilibrada ayuda a tener una buena respuesta en cualquier tratamiento láser, ya que por una parte, va a estar protegida frente a la acción del láser, por ejemplo, en tratamientos de depilación láser y, por otra, va a responder bien en tratamientos que tienen como objetivo la regeneración de la piel a cualquier nivel. Pero vayamos por pasos.

Eficacia de los tratamiento láser

Lo que se busca con la terapia láser es que su energía atraviese la piel de forma eficaz y llegue hasta el objetivo definido (folículo piloso, colágeno, lesiones pigmentadas, lesiones vasculares, …). Si la piel presenta exceso de grasa o demasiado grosor del estrato córneo por acumulación de células muertas, se obstaculiza el paso de la energía láser, restando así eficacia al tratamiento.

Piel seca y piel sana
Fuente: Portal Urbana

Riesgos de efectos adversos

Por otro lado, un mal estado de la piel también aumenta los riesgos de efectos adversos. Así, las pieles secas son más sensibles y tienen más probabilidades de presentar signos de irritación o un eritema persistente tras un tratamiento láser.

Hay dermatólogos que recomiendan realizar una buena hidratación para proteger la piel antes de una terapia láser ya sea mediante la aplicación tópica de principios activos que ayuden a reparar el manto hidrolidípico de la capa córnea o realizar un tratamiento hidratante o nutriente con aparatología como DermaClear.

Si tienes la piel muy seca e irritada, siempre debes acudir primero a tu dermatólogo para su valoración.

Tratamiento DermaClear
Tratamiento DermaClear

Pieles grasas

Por otro lado, las pieles con tendencia grasa suelen responder mejor a soluciones de resurfacing o regeneración de la piel,  siempre y cuando el componente graso esté controlado. Si tienes la piel muy grasa, tu dermatólogo puede recomendarte realizar un peeling o tratamiento para controlar el sebo de la piel.

Cuando existe un problema graso, algunos láseres de rejuvenecimiento están especialmente indicados porque ayudan a controlar la secreción sebácea y la posible tendencia acnéica de la piel. Un buen ejemplo es el láser Er:Glass de Alma, especialmente indicada para el acné con triple efecto: control graso, mejora del acné activo y rejuvenecimiento.

ClearSkin Pro es la tecnología láser E:Glass de Alma.
ClearSkin Pro es la tecnología láser E:Glass de Alma.

Otro tratamiento muy eficaz para controlar el sebo y mejora la calidad de las pieles grasas, es Carbon Peel de Alma-Q, un potente tratamiento láser que combina la limpieza cutánea con el rejuvenecimiento de la piel.

Carbon Peel de Alma-Q
Carbon Peel de Alma-Q

Una piel sana e hidratada siempre responde mejor a un tratamiento láser

En resumen, una piel sana e hidratada siempre va a responder mejor a un tratamiento láser. Esto no significa que debas evitar los tratamientos láser si tienes la piel seca o grasa, solo tienes que mantenerla bien hidratada o exfoliarla previamente. Si hay que tener cuidado y acudir al especialista cuando la sequedad o el acné no están controlados.

Alma dispone de una gran variedad de tecnologías láser para mejorar todo tipo de pieles.

Si necesitas más información sobre las tecnologías láser de Alma, rellena el formulario de esta página y te informaremos sin compromiso. ¡No olvides seguirnos en Instagram o Facebook!