En mi plan estratégico de empresa, trabajar con Alma Médica me ha permitido contar con la mejor tecnología del mercado durante 15 años. Elegí los equipos de Alma la primera vez por su versatilidad y con el tiempo me han permitido cubrir todos los tratamientos que se pueden realizar en un Centro Médico de Estética avanzada. Parar el fotoenvejecimiento, varices, manchas melánicas, melasma, flacidez, celulitis, lipedema, etc…

Además, he podido compartir mis conocimientos y los excelentes resultados de mis pacientes. En tiempos difíciles ha sido una fortaleza de mi centro. Me ha permitido crecer en equipos, pudiendo delegar y complementar tratamientos. Lo que nunca me hubiera imaginado es que las máquinas tuvieran “alma”.

Alma porqué además de ser proveedores de tecnología, detrás de una máquina hay todo un equipo humano de apoyo, generoso que me ha llegado al alma y forman parte de mi vida. Gracias por ayudarme en mi proyección profesional y contar conmigo. Sin vosotros no hubieran sido posibles muchos retos, logros, premios etc. Recordad que la vida pasa pero el Alma queda